La Obstetricia cercana.

Bienvenid@ a la página web del Dr José Angel Espinosa Barrajón,  con consulta en el Hospital San Francisco de Asís de Madrid y en la Clínica VASS.

 

La información sobre el embarazo que se os ofrece en Internet no siempre es veraz y contribuye a que tengáis una vivencia llena de miedos e incertidumbres, cuando debería ser de alegría e ilusión por la próxima venida de un ser que va a cambiar vuestras vidas. 

 

Mi aspiración es ayudar a que podáis disfrutar al máximo esta etapa tan bonita de la vida que es el embarazo y ofreceros consejos y recomendaciones útiles para que se desarrolle de la manera más saludable posible.

 

 

 

 

UNIDAD DE PARTO AFECTIVO

 

La Unidad de Parto Afectivo nace en el Hospital San Francisco de Asís con una intención clara:

ESCUCHAR A CADA MUJER.

 

 

 

Porque actualmente la mujer española tiene uno o dos embarazos de media, y eso nos obliga a participar para que sea una vivencia única.

 

Porque cada mujer tiene unas circunstancias personales muy diferentes y unas expectativas distintas sobre el que va a ser el momento más importante de su vida. Sus influencias culturales y familiares, sus miedos e ilusiones, su concepción de cómo debe ser  la vivencia de la maternidad, sus necesidades logísticas, su grado de tolerancia al dolor, su grado de pudor, su relación con su pareja, sus antecedentes obstétricos, sus frustraciones,… todo esto tiene que ser escuchado y respetado en la mayor medida posible.

 

Porque en nuestra profesión no debemos encasillarnos en parto con o sin intervención, ya que dejaríamos marginadas a algún grupo de mujeres, sin permitirles ser escuchadas y darles una atención personalizada en la que se sientan comprendidas en su individualidad en un marco de afectividad y buena praxis. Merecen nuestro apoyo tanto las mujeres que quieren un parto natural como las que quieren una cesárea programada.

 

Porque el especial estado emotivo de la mujer embarazada tiene que ser la principal razón para que el trato del personal que la atiende  sea especialmente delicado y afectivo, buscando siempre su bienestar y el de su bebé, para que la experiencia de la maternidad tenga el mejor comienzo posible.

 

Por todo ello, los profesionales de la Unidad de Parto Afectivo del Hospital San Francisco de Asís se marcan como objetivo cumplir todas tus expectativas en la medida de lo posible. Un equipo de médicos, matronas, fisioterapeutas, osteópatas, enfermeras, auxiliares, celadores y personal de limpieza que pondrán todo de su parte para que el recuerdo de esta etapa de tu vida sea como habías soñado.

(15/10/2018)

 

 

HINCHAZON DE TOBILLOS

 

El edema en los tobillos es la acumulación de líquido en los mismos, y es una situación muy frecuente en el embarazo y el puerperio. Y en ambos hay que tener muy presente que aunque sea habitual, no hay que perder de vista una grave complicación: la preeclampsia.

Durante el embarazo el descenso de proteínas en la sangre hace que disminuya la presión oncótica de la misma y facilita que el líquido se salga de los vasos sanguíneos, acumulándose en los tejidos. Por efecto de la gravedad, donde primero se empieza a notar es en los tobillos. Este descenso de proteínas en la sangre se debe a que el feto consume a toda velocidad las proteínas de la madre, y esta no consigue reponerlas con una dieta habitualmente rica en hidratos de carbono….. y es que las palmeras de chocolate no tienen mucha proteína. Ya sabéis, no hay que descuidar la ingesta de proteínas durante el embarazo.

De todos modos, ante una situación de edema progresivo en las piernas, y sobre todo si aparece en otras partes del cuerpo (brazos, cara, …), hay que vigilar de forma estrecha la tensión arterial. Si está elevada puede ser que se esté desarrollando una preeclampsia y deberías ir a tu médico para descartarla, ya que puede acarrear graves consecuencias.

Después del parto o cesárea, por protocolo se administra una dosis importante de oxitocina con la intención de ayudar a contraer el útero y evitar sangrados excesivos tras el nacimiento del bebé. Es una recomendación de la OMS y sirve para prevenir ese sangrado postparto que es la primera causa de muerte en el mundo de mujeres en edad fértil.

La oxitocina es una molécula parecida a la hormona antidiurética y produce retención de líquido, que se puede sumar a la que ya teníamos antes del parto. De hecho, lo habitual es ver a las puérperas “sin tobillos”. Esta situación debe ir mejorando progresivamente con los días, pero aún así, hay que vigilar la tensión arterial, porque también hay preeclampsia puerperal, y nos puede dar un buen susto.

Como habéis podido comprobar, el binomio edema-hipertensión es peligroso y tenéis que tener muy controlada la tensión en caso de edema de tobillos. Lo más frecuente es que no sea nada, pero es mejor prevenir….. (14/01/2019).

 

 

LA PISCINA

 

Aprovechando las fechas, quiero hablaros de los baños en la piscina.

Desde el momento que informáis en vuestro entorno que estáis embarazadas se alzan una o varias opiniones que os hacen ver las piscinas como una especie de charca inmunda que esconde múltiples gérmenes peligrosísimos para vuestro bebé y que os hace bañaros con miedo o no hacerlo en absoluto.

Nada más lejos de la realidad. En piscinas con el tratamiento adecuado no vais a coger ninguna infección, ni siquiera tras haber expulsado el tapón mucoso. De hecho, hay gente que termina pariendo en el agua. La única recomendación es que os sequéis rápido e incluso os cambiéis el bañador, porque el aumento de humedad puede hacer que se os desequilibre vuestra propia flora y haya un sobrecrecimiento de hongos.

No sólo el baño es refrescante en verano, sino que el ejercicio en piscina es muy recomendable para todas las embarazadas durante toda la gestación, ya que en el agua la sensación de ligereza hace más llevadero el esfuerzo.

Otra leyenda urbana es que no os vais a dar cuenta de si rompéis aguas. No solo os vais a enterar por el calor del líquido amniótico, sino porque una vez fuera de la piscina el líquido amniótico va  a seguir saliendo por mucho que os sequéis.

Todo lo escrito previamente es válido también para el mar, así que no os quedéis castigadas sin baño este verano.

(18/07/2018)

 

 

 

 

EL DENTISTA

 

En este post os quiero hablar del segundo profesional más temido después del Ginecólogo.

En el embarazo la capacidad antibacteriana de la saliva se reduce, por lo que es frecuente que aparezca patología dental y periodontal. Y esta es la razón de que se pueda perder alguna pieza, no por la famosa leyenda urbana de que el bebé se lleva el calcio de los dientes. Hay otra leyenda que dice que cada embarazo le cuesta un diente a la madre. Para intentar evitar esto hay que tener una higiene cuidadosa con un cepillo de cerda suave (recordad que las encías son más sensibles en el embarazo y sangran más) y colutorios.

Pero incluso siendo extremadamente cuidadosas en vuestra higiene dental puede llegar el terrible momento de tener que recurrir a un Odontólogo y aquí es cuando surgen todas las dudas a la paciente y al profesional: ¿se puede hacer una placa? ¿se pueden usar antibióticos? ¿se pueden usar antiinflamatorios? ¿se puede usar anestesia local? Por no saber resolver estas dudas a veces se hace un tratamiento incompleto o se sufre en silencio hasta dar a luz.

Con respecto a la posibilidad de hacer placas radiográficas en la consulta del Dentista, no hay problema. La radiación es escasa y está focalizada en una zona muy alejada del bebé. Además os suelen poner un protector de plomo. El momento de más riesgo teratogénico por radiación es en torno a la semanas 7 y 8 del embarazo, y aún así los embriones pueden resistir la radiación de varias placas de abdomen simple… Pensad también que cuando nace un prematuro se le hace una radiografía de tórax para valorar sus pulmones, que supone mucha más radiación y más localizada que una placa de dientes con un mandil de plomo….

Por tanto, ya tenemos la primera duda resuelta. Con respecto a los antibióticos, los hay que sí se pueden usar en embarazo y los que no. Siempre y cuando no haya alergias, la familia de la penicilina y la eritromicina se pueden usar en el embarazo. Segunda duda resuelta.

Con respecto a los antiinflamatorios, el período seguro para usarlos es el que va de la semana 14 a la 32. Y el anestésico local se puede usar sin problemas, porque es eso, local y muy alejado del útero.

Por tanto, si valoramos todas las respuestas, el mejor momento para realizarse cualquier arreglo en la boca (y por ende cualquier pequeña cirugía) es el segundo trimestre, ya que los riesgos son mínimos y podemos usar antiinflamatorios para calmar el dolor postoperatorio. Si no hay más remedio que hacerlo en alguno de los otros trimestres, habrá que prestar atención a lo que podemos usar y lo que no.

(16/04/2018)

 

 

 

PREMATURIDAD

 

Se entiende como prematuridad cuando un niño nace entre la viabilidad fetal (24 semanas) y la semana 37, a partir de la que se considera que el embarazo es a término.

Es un problema de salud cada vez más frecuente en el primer mundo, debido principalmente a las técnicas de reproducción asistida y a las características demográficas de las embarazadas actuales (incremento en la edad y patologías asociadas, hábito tabáquico, …). En España se ha estabilizado en un 7% de los nacimientos.

La Reproducción Asistida es la principal causa de los embarazos múltiples, que a su vez derivan en partos pretérmino en un alto porcentaje de casos, ya sea espontáneamente o provocados por las patologías obstétricas que se asocian a este tipo de embarazos con más frecuencia que a los únicos: hipertensión, colestasis, alteraciones de placentación, …. Por esta razón, la tendencia actual es conseguir el embarazo único, para así minimizar los riesgos y los costes económicos y sociales.

Otra causa más difícil de solucionar es que las actuales condiciones económicas, laborales y sociales están empujando a la mujer actual a retrasar la maternidad hasta edades en las que biológicamente aumentan los riesgos de hipertensión, preeclampsia, trombosis, cáncer, desórdenes endocrinológicos, … que en muchos casos nos obliga a adelantar la fecha del parto por el interés del feto y de la madre. La actual tendencia de preservación de óvulos propios contribuirá en el futuro a incrementar la edad de las embarazadas, ya que se eliminará el miedo a “se me va a pasar el arroz”, que hace que muchas mujeres se sientan empujadas a embarazarse antes de los 40 años para asegurarse la descendencia sin tener que recurrir a la temida Reproducción Asistida, con o sin óvulos de donante.

Desmintiendo leyendas urbanas como la de “que un sietemesino evoluciona mejor que un ochomesino”, cuanto más prematuro nazca un bebé tiene más tasa de mortalidad, complicaciones médicas y trastornos en el desarrollo psicomotor. Por esta razón es muy importante que estos bebés sean atendidos en hospitales en los que haya una UCI Neonatal con las condiciones adecuadas para reducir esos riesgos. De hecho, esta es una de las razones más importantes que hacen decidir a los futuros padres el centro en el que tendrá lugar el parto.

Además hay medicaciones que ayudan a parar el parto, madurar al bebé y protegerle neurológicamente, lo que mejora el pronóstico vital de estos bebés al nacer. Posteriormente las técnicas de estimulación neurosensorial temprana, fisioterapia y educación adaptada consiguen un grado de desarrollo de estos niños impensable hace unos años….

Mis consejos son: plantearse seriamente el embarazo antes de los 35 años, conseguir un estado de salud y peso óptimos antes de embarazarse, y en caso de tener que recurrir a la Reproducción asistida, insistir en la implantación de un solo embrión.

(06/03/2018).

 

 

 

LOS TEMIDOS FORCEPS Y VENTOSA

 

Estos dos instrumentos obstétricos (junto con las menos conocidas espátulas) tienen una injusta mala fama que hacen que en muchas ocasiones las parturientas se nieguen a su uso y prefieran una cesárea, con las implicaciones que esto tiene (ver post más abajo).

Tanto el fórceps como la ventosa  sirven simplemente para extraer el feto. No va a comprometer el resultado neonatal. Si el bebé está bien, sacan a un niño sin problemas. Si el bebé está haciendo un sufrimiento fetal, sacan a un niño con sufrimiento fetal, por cierto, al igual que si saliese por cesárea.

Por tanto hay que pensar en ellos como una manera eficaz y rápida de solucionar un parto atascado o un sufrimiento fetal. En casos de sufrimiento fetal sacan al bebé en menos tiempo que si tenemos que pasar a quirófano y preparar una cesárea, por lo que mejoran el pronóstico del neonato al acortar el período de hipoxia.

Además, a veces la cabeza fetal está tan descendida en la pelvis que ya no es posible reconvertir ese parto a cesárea, y ese bebé obligatoriamente tiene que salir por vía vaginal.

Como cualquier procedimiento tiene riesgos para el bebé y la madre, pero son poco frecuentes, mucho menos de lo que piensa el imaginario colectivo, y más cuando se usan correctamente. Pensad que antes se aplicaban a la desesperada en fetos que ya estaban mal, por lo que el resultado inevitablemente era poco favorable, de ahí su injustificada mala fama. Ahora con mejores (aunque no infalibles, quede claro) métodos para detectar deterioros en el bienestar fetal, se aplican ante el menor signo de sufrimiento, acortando los periodos de hipoxia.

El principal factor de riesgo para tener que usar los instrumentos obstétricos es el uso de la analgesia epidural, como ya está demostrado en muchos estudios. La falta de sensibilidad de cintura para abajo hace que los pujos sean menos eficaces y los partos se atascan con más frecuencia, ya que favorece posturas anómalas de le cabeza fetal. Para que os hagáis una idea de esta realidad, los protocolos actuales aumentan en una hora el período límite de expulsivo si la parturienta tiene epidural, con respecto a si no la tiene, debido a esta menor eficacia de los pujos.

Mi consejo es que para el momento del expulsivo pidáis una reducción en la dosis de analgesia, o incluso retirarla,  para que seáis capaces de sentir la necesidad de pujar, aunque os duela un poco. Así ayudaréis a la salida de vuestro peque y reduciréis la posibilidad de usar fórceps, ventosa o espátulas.

Ahí va una reflexión: resulta un tanto incoherente que cuando vuestro bebé esté fuera vayáis a ser capaces de matar y hacer cualquier sacrificio por esa criatura, pero estando dentro, no os importe aumentarle el riesgo de aplicación de un instrumento obstétrico con tal de que no os duela nada un rato…

Afortunadamente, cada vez más parturientas se hacen esta reflexión y toman la decisión acertada….

(05/02/2018)

 

 

 

LISTERIA

 

En el embarazo surgen siempre una serie de dudas sobre los alimentos que se pueden tomar y se suele siempre cargar las tintas con la Toxoplasmosis, pero solemos olvidar a otro patógeno que nos puede dar un disgusto: la Listeria.

Esta es una bacteria que puede provocar una infección a la madre y  puede ocasionar una infección del líquido y la placenta, denominada corioamnionitis. Esta infección puede desencadenar una rotura de bolsa antes de tiempo y la consiguiente prematuridad del recién nacido, con sus potencialmente graves consecuencias. Para colmo, esta infección agrava el pronóstico del prematuro, aumentando su tasa de sepsis, secuelas neurológicas y mortalidad.

Los síntomas de sospecha en la madre son un cuadro pseudo-gripal y fiebre > 38º, y en la analítica de urgencias nos aparecen los signos de una infección bacteriana.

Las recomendaciones básicas  para evitar la infección por Listeria consisten en:

- evitar los productos lácteos (leche, quesos, yogures, ...) NO pasteurizados y hechos a base de leche cruda.

- consumir patés y pescados ahumados envasados en lata, NO al vacío.

- evitar guardar productos cocinados de un día para otro, para su posterior consumo.

- mantener una conveniente higiene en la nevera: limpiarla de vez en cuando.

Espero que estos consejos os sean útiles, sobre todo ahora que viene una temporada de excesos dietéticos. Por favor, moderación…

(18/12/2017)

 

 

 

VACUNA DE  LA GRIPE Y EMBARAZO

 

Estamos en plena campaña de vacunación de gripe y la duda frecuente es si es conveniente que la embarazada se vacune.

El virus de la gripe es excepcional que afecte al feto, pero la gestante tiene más riesgo de complicaciones secundarias a la gripe, principalmente neumonía, debido a su estado de defensas bajas inducido por el embarazo y a las modificaciones en su aparato cardio-respiratorio. Este riesgo se agrava cuando la gestante tiene patologías de base como asma, diabetes o cardiopatías.

El virus de la gripe es capaz de producir mutaciones en sus proteínas, que hacen que año tras año no estemos protegidos contra él, aunque hayamos tenido gripe en años anteriores. Estas mutaciones pueden ser pequeñas, ocasionando la gripe epidémica anual, o pueden ser grandes, ocasionando la gripe pandémica, que es mucho más peligrosa, pero que afortunadamente ocurre cada 20 años o más.

Desde todos los organismos nacionales e internacionales se recomienda la vacunación de la gripe a todas las embarazadas, en cualquiera de los tres trimestres para evitar ese exceso de complicaciones que tiene la gripe en ellas. No se ha demostrado que la vacuna pueda tener ningún efecto adverso en el feto, así que os la podéis poner sin problemas.

Además, no debemos olvidar otro efecto beneficioso de la vacuna. Los anticuerpos que generáis pasan al feto, y le van a proteger contra el virus de la gripe durante los cuatro meses después del nacimiento.

En resumen, es conveniente y recomendable que os vacunéis todas, pero especialmente en caso de gripe pandémica, si tenéis enfermedades de base (asma, cardiopatías, diabetes, …) y si tenéis trabajos que impliquen un alto riesgo de exposición al virus (profesoras, asistentes sociales, policías, sanitarias, …).

(05/12/2017)

 

 

 

EL PARTILLO

 

Muchas pacientes nos vienen muy asustadas a Urgencias unos días después del parto o cesárea porque han expulsado lo que ellas catalogan como un trozo grande de tejido, que a veces incluso traen en un bote.

Este hecho, bastante frecuente, se llama de forma coloquial “el partillo”. Consiste en la expulsión de un coágulo organizado, a veces muy grande. El término organizado se refiere a que, al llevar varios días en el interior del útero, su consistencia es firme y puede tener hebras blancas de fibrina, lo que le da el aspecto de un filete de hígado.

Al tener que dilatar un poco el cérvix para salir puede molestar y doler un poco hasta que se expulsa, pero ante todo no hay que preocuparse porque como os digo es algo normal. Tan sólo hay que acudir a Urgencias si se sigue sangrando de forma abundante tras su salida o aparece fiebre.

(06/11/2017)

 

 

 

EL EMBARAZO GEMELAR DE REPRODUCCIÓN ASISTIDA

 

 

Hoy quiero tratar un tema que veo con bastante frecuencia. Llegan a mi consulta muchas parejas con problemas reproductivos que me confiesan que no les importaría un embarazo de gemelos y que incluso les resultaría un ahorro de tiempo, ansiedad y dinero.

Estas parejas están cayendo en un grave error pues el embarazo gemelar es un embarazo de alto riesgo ya de por sí (prematuridad, diabetes, preeclampsia, colestasis, …), y lo es mucho más en mujeres que ya suelen traer sus propios factores de riesgo (edad, trombofilias, problemas endocrinológicos, obesidad, hipertensión, …) como suelen ser en muchos casos las que tienen infertilidad.

En la Sanidad Pública, hay criterios restrictivos para el acceso a las técnicas de reproducción asistida y el número de ciclos está muy limitado, por lo que las pacientes, y por desgracia muchas veces el médico por presión de la paciente, quieren “asegurar el tiro” y no se someten a una implantación de embriones de uno en uno. Probablemente el no poner tantas restricciones ni limitar el número de ciclos mejoraría esta situación, pero saldría más caro ….. o no, porque habría menos casos de prematuridad y niños con problemas, que también tienen su coste, no sólo económico sino también social y familiar.

En la Sanidad Privada, el alto coste del tratamiento hace también que las pacientes quieran otra vez “asegurar el tiro” y pidan la implantación de más de un embrión, no queriendo ver que lo realmente caro es tener niños con problemas, como los derivados de la prematuridad de los embarazos múltiples. Quizás una popularización de precios mejoraría esta manera de verlo.

Afortunadamente ya hay técnicas que permiten saber qué embrión tiene grandes posibilidades de implantar, por lo que el planteamiento de implantarlos de uno en uno empieza a resultar más aceptable desde los puntos de vista económico y psicológico.

También el que la mayoría de las unidades de reproducción hayan definido como indicador de calidad la” tasa de niño sano en casa”, en vez de la “tasa bruta de embarazo”, es un factor que ayudará a revertir la excesivamente alta tasa de gemelares que sigue habiendo hoy en día. De hecho la mayor parte de mis compañeros ya están concienciados de este problema y plantean estrategias para reducirlo.

Me consta que hay factores económicos, sociales, políticos y personales que juegan en contra de esta opinión, pero no creo que debamos jugar con fuego con algo tan importante como es la salud de la mujer y su descendencia, así que desde este blog recomiendo encarecidamente que el objetivo de la reproducción asistida sea el embarazo único, y no el embarazo a cualquier precio.

(14/09/2017)

 

 

 

LA DURACIÓN DE UN PARTO.

 

Vivimos en la era de la impaciencia y de la inmediatez. Nuestros deseos se deben materializar de forma rápida y si no es así, nos frustramos y nos genera ansiedad.

Pero resulta que en cuestión de partos, viene la Naturaleza (que pasa de nuestra sociedad actual y sus prisas) y nos demuestra que las cosas que dependen de ella necesitan de paciencia y tiempo.

Un parto es un proceso fisiológico que lleva su tiempo, sobre todo en primerizas. En estas, la media (insisto, la media) es de 14 horas, contando desde la instauración del mismo, no desde la fase de pródromos o de preparación. En otras palabras, ponemos a cero el cronómetro con un cuello de al menos 3 centímetros de dilatación y contracciones dolorosas al menos cada 5 minutos.

El segundo parto y posteriores suelen ir más rápido, pero aún así pueden llevar muchas horas. Aprovecho para desmentir la leyenda urbana de que las primerizas se retrasan y las multíparas se adelantan.

Cuando inducimos un parto, no hay que contar como duración del parto el período de maduración del cérvix, que nos puede llevar más de 24 horas. Esto es un error de concepto. Hay que empezar a contar desde el momento que ya hay contracciones de parto franco y una dilatación adecuada.

Más adelante el ritmo de dilatación y progresión del parto depende de muchos factores: encajamiento de la cabeza fetal, ritmo y potencia de las contracciones, integridad de la bolsa, etc… hasta llegar a dilatación completa, es decir 10 centímetros.

Luego, para que os hagáis una idea del tiempo que podéis tener por delante yendo bien las cosas, pensad que con los protocolos actuales una primeriza puede estar en la fase de expulsivo, es decir desde que ha dilatado 10 centímetros hasta el alumbramiento del bebé, un período de 3 a 4 horas, suficiente para ir de Madrid a Valencia.

Por tanto, tenéis que venir de parto con la idea de que hay que echarle paciencia y tiempo, aunque a veces se termine en cesárea tras muchas horas de lucha. Muchas veces no sabemos si el parto va a ser posible hasta que habéis dilatado del todo, y eso ya os he explicado que puede llevar muchas horas. Para nosotros los profesionales también es frustrante acabar en una cesárea tras tantas horas, pero nuestro trabajo, cuando está bien hecho, nos obliga a pelear por lo mejor para vosotras y vuestros bebés, que no es otra cosa que el parto vaginal.

Tengo que hacer una observación sobre el acompañamiento de familiares en la fase de dilatación. Por supuesto, nunca podré decir que lo hacen con mala fe, pero suelen ser de poca ayuda salvo excepciones. Por regla general, no entienden la duración de un parto (aunque curiosamente algunas hayan tenido partos muy largos), se aburren, se ponen nerviosos y empiezan a enturbiar el ambiente de serenidad y paciencia que debe reinar en el transcurso de un parto.

Vosotras conocéis mejor que nadie la personalidad de vuestros familiares más cercanos y debéis ser muy firmes sobre si deben acompañaros en este importante acontecimiento o por el contrario deben esperar vuestra llamada en sus casas. El familiar que venga tiene que venir a ayudar y tranquilizar, si no, no debe venir. Acompañar a una parturienta es una responsabilidad muy importante y hay que estar a la altura.

Es muy triste para nosotros vernos obligados a hacer una cesárea porque los familiares se han aburrido o han decidido por consenso que es lo mejor para esa parturienta y la han convencido para tomar una decisión errónea.

(17/06/2017)

 

 

 

LA ETERNA RIVALIDAD PUBLICO-PRIVADO

 

 

“Ya sé que está indicado, pero te lo ha prescrito un médico privado y no te lo voy a recetar”. Esta es la frase que recibió recientemente una paciente mía cuando fue a solicitar la receta de la inmunoglobulina anti-D, pautada según protocolo, a su Médico de Familia. Pero esta es una más de las muchas muestras de hostilidad hacia la sanidad privada por parte de la pública. Como no querer dar una copia de las analíticas y resultados (un derecho legal del paciente, por cierto), comentarios despectivos y denigrantes, exigencia de múltiples informes para los tratamientos o pruebas más nimios, etc….

Llevaba tiempo con ganas de escribir al respecto y hoy lo voy a hacer. Me parece indignante esta situación largamente enquistada en la sanidad española. Parece ser que hay dos castas. Una, la de los médicos del sistema público, “médicos con mayúsculas con todos los conocimientos y derechos”. Otra, la de los médicos privados, “médicos de segunda división”, sin formación, que conseguimos el título en una tómbola en la que se habían agotado los perritos piloto.

Pues resulta que la mayoría de los médicos de la sanidad privada generalmente tenemos el título vía MIR, nos hemos formado en hospitales públicos y seguimos los protocolos actualizados de sociedades científicas de prestigio. Es más, en algunos como el mío, rivalizamos y superamos a muchos hospitales públicos de España en los índices de calidad obstétrica. No entiendo, por tanto, esta rencilla infantil tan arraigada en este país.

Le pese a quien le pese, en España va a seguir habiendo los dos tipos de sanidad durante mucho tiempo, así que ya es hora de que ciertos médicos públicos maduren.  Me parece indignante que se anteponga esta rivalidad injustificada a los intereses y el bienestar del paciente. ¿Dónde está el código ético de esta maravillosa profesión?

Además, para más inri, algunos médicos públicos tienen su consulta privada por la tarde, experimentando muchos de ellos un fenómeno tipo Dr Jeckyll – Mr Hyde. Por favor, un poco de coherencia y que el paciente sea lo primero, ya sea público o privado.

Y otra duda frecuente, normalmente alentada por familiares de cierta edad es “¿tiene tu hospital privado los medios de uno público?”. Pues resulta también que actualmente los medios de la mayoría de los hospitales privados suelen estar a la altura de los públicos a nivel de UCIs neonatales y de adultos, y de atención en caso de complicaciones. Por tanto, es un prejuicio anticuado, de épocas ya superadas en las que la sanidad privada tenía menos medios y la pública habitaciones compartidas. Sería tan injusto como si ahora dijésemos “no vayas a un hospital público, que estarás obligada a compartir habitación con otras dos puérperas”. Los dos tipos de Sanidad se han igualado en muchos aspectos y hay que abandonar esos prejuicios pasados de moda.

(15/5/2017)

 

 

TAPÓN MUCOSO

 

 

Vamos a hablar del famoso tapón mucoso y de sus leyendas urbanas…

Se le atribuyen numerosas propiedades, siendo dos las principales: que es el escudo defensivo del bebé sin el cual queda a merced de multitud de infecciones peligrosísimas y que predice la inminencia del parto..... No es cierto.

El tapón mucoso es simplemente un espesamiento del moco a nivel del canal cervical. Normalmente aparece más o menos manchado con sangre oscura, y no siempre acompañado de contracciones.

El haberlo expulsado parcial o totalmente no es una contraindicación para mantener relaciones sexuales ni para el uso de piscinas. Así que se puede continuar con estas actividades lúdicas.

Con respecto a su relación con el momento del parto, puede ser muy variable, incluso puede empezar el parto sin haberlo expulsado previamente. Por tanto no es una señal de alarma que obligue a acudir a Urgencias si no hay otros signos de parto como la rotura de bolsa o las contracciones dolorosas cada 5 minutos durante al menos una hora.

Espero haberos desmontado un mito…

(27/04/2017)

 

 

 

VIRUS ZIKA

 

 

Como este es el momento en el que empezamos a planear las vacaciones de verano me gustaría daros unas pequeñas notas sobre el virus zika.

Es  un virus transmitido por la picadura del mosquito Aedes que produce un cuadro de fiebre, dolores músculo-articulares, cefalea, conjuntivitis y sarpullido. El principal problema es que cuando se contagia una embarazada puede transmitirse al feto ocasionándole  graves daños, principalmente microcefalia.

La embarazada puede contagiarse por la picadura del mosquito, pero también por el semen de su pareja si se ha contagiado por el virus en un período de 6 meses antes.

La recomendación general es que las embarazadas se informen de si la zona a la que pretenden viajar hay riesgo de zika y que eviten ese viaje.

Si han viajado a una zona de riesgo deben postponer el embarazo 2 meses y si es la pareja la que ha viajado a esa zona, deben esperar 6 meses.

Si la pareja de una embarazada ha viajado a una de esas zonas se recomienda abstinencia o preservativo durante todo el embarazo.

Las gestantes que han viajado a esas zonas y presentan los síntomas deben realizarse una confirmación mediante análisis de sangre, y posteriormente ecografías para determinar el alcance de la infección en el feto.

Por cierto, la lactancia no está contraindicada si la puérpera contrae la infección por este virus.

(17/04/2017)

 

 

 

PARTO VAGINAL TRAS CESÁREA

 

 

Hoy os quiero echar por tierra otra afirmación que por desgracia está muy arraigada en la sociedad y en muchos profesionales: “Tras una cesárea siempre hay que hacer otra cesárea”.

Afortunadamente, los protocolos asistenciales y guías clínicas actuales recomiendan que se debe intentar el parto vaginal en la mayoría de las mujeres que han sufrido una cesárea en su anterior gestación, consiguiéndose el mismo en aproximadamente 3 de cada 4 casos. Hay que valorar las causas de la cesárea anterior y ciertos factores personales de cada mujer para poder predecir las posibilidades de éxito del parto vaginal, que además son más altas si el parto comienza de forma espontánea y no de forma inducida. Es un parto que debe estar más controlado al estar considerado de riesgo, pero que es mínimo si se realiza en las condiciones adecuadas.

La mayoría de las mujeres agradecen el que se les haya brindado la oportunidad de intentar un parto vaginal, aunque al final termine en cesárea nuevamente, y eso es importante para su autoestima.

Por estas razones animo a la sociedad y a los médicos que huyan de la opción fácil que es programar una cesárea porque el anterior parto fue por cesárea. Esta actitud reducirá la tasa de cesáreas, que actualmente es injustificable, y su tasa de complicaciones, que como ya he explicado en un artículo anterior, no es ninguna tontería.

(02/04/2017)

 

 

 

OBESIDAD Y EMBARAZO

 

 

Vamos a hablar de otra de las leyendas urbanas más difundidas: “En el embarazo hay que comer por dos”. No me parece mal, pero uno de ellos sólo necesita 200 calorías al día…., no las de un adulto!!

De entrada tenemos que contar con que el embarazo es un estado fisiológico que predispone a la diabetes por resistencia a la insulina. Para empeorar las cosas, la tendencia habitual es a comer más cantidad, y sobre todo de hidratos de carbono, que es lo que pide el cuerpo….

Así nos encontramos con que las embarazadas suelen coger más de los 12 kilos ideales durante toda la gestación, estando el récord actual de mi consulta en 40 kilos!!

Este sobrepeso, que en muchos casos se puede clasificar como obesidad más o menos severa, eleva el riesgo de sufrir muchas patologías obstétricas, como diabetes gestacional, hipertensión, preeclampsia, trombosis, necesidad de cesárea y parto instrumental, complicaciones postoperatorias de la cesárea, parto prematuro, muerte fetal intraútero, rotura pretérmino de bolsa, patología del suelo pélvico, etc…

Además, los bebés nacidos de madres con sobrepeso durante el embarazo tienen más probabilidades en el futuro de padecer diabetes, sobrepeso, síndrome metabólico, infartos a edades jóvenes, ovarios poliquísticos, …

Creo que no hace falta daros más razones para que el control de peso antes y durante la gestación sea una prioridad dentro de vuestras responsabilidades como futura madre, ya que incluso puede dificultar la ovulación, disminuyendo las probabilidades de embarazo.

Como veréis, es un problema muy serio....

(22/03/2017)

 

 

 

VERSION EXTERNA

 

 

Hoy en día muy pocas veces se lleva a cabo un parto de nalgas, por lo que habitualmente las gestaciones en las que el bebé no se coloca de cabeza acaban en cesárea.

Esta situación frustra a muchas mujeres que quieren acabar en parto vaginal, pero no quieren asumir los riesgos que conlleva en algunas situaciones el parto de nalgas. 

Afortunadamente se está empezando a difundir el uso de una maniobra muy antigua que sirve para recolocar los fetos de nalgas a posición cefálica. Se llama Versión Externa y consiste en la manipulación externa del bebé con el objetivo de colocarlo de cabeza y brindar la oportunidad a esa mujer de tener un parto vaginal.

Es una maniobra que se puede realizar prácticamente a todas las gestantes y en el que los riesgos para la madre y el bebé son extremadamente bajos, por lo que no hay excusas para no intentarlo ni nadie os debe meter miedo sobre esta técnica.

Aunque hay varios protocolos, se suele hacer con fetos a término, con un relajante uterino y con algún método analgésico. Se coloca a la gestante con la cabeza un poco más baja que los pies y se procede a desencajar las nalgas del bebé de la pelvis materna. Después se empuja el culete del bebé al mismo tiempo que se orienta la cabeza para que dé una voltereta hacia adelante y se coloque bien. Si no funciona, se puede intentar la voltereta hacia atrás. Si tampoco funciona, se vuelve a intentar hacia adelante una o dos veces más. Si la maniobra no tiene éxito, se suele hacer una cesárea o intentarla de nuevo más adelante dependiendo de la edad gestacional.

El porcentaje de éxito de la Versión Externa está entre el 50 y el 70%, así que no dudéis en pedirla si vuestro bebé viene de nalgas.

Mi equipo tiene una amplia experiencia en esta maniobra y el grado de satisfacción es muy alto. Por no hablar de las cesáreas que estamos evitando!

Podéis ver el vídeo de esta maniobra en este blog.

(16/03/2017)

 

 

 

LOS VIAJES Y EL EMBARAZO

 

 

 

Ya viene el buen tiempo y todos nos planteamos algún viaje. Pero hay un montón de leyendas urbanas sobre el embarazo y los viajes que os intranquilizan y en algunos casos os pueden hacer anular el deseado viaje sin razón alguna.

Los baches y los cambios de presión de los aviones no producen pérdidas fetales, aunque son bulos muy difundidos.

Una de las cosas que hay que tener en cuenta es que la adaptación fisiológica de incremento en el proceso de la coagulación durante el embarazo os hace tener más riesgo del “síndrome de la clase turista”, esto es, la aparición de trombos si se mantienen las piernas dobladas e inmóviles durante más de una hora y media. La solución es fácil: cuidar la hidratación al máximo y elegir medios de transporte donde podáis mover las piernas o parar cada hora y media a dar un pequeño paseo. Algunas embarazadas con problemas de coagulación hasta pueden necesitar profilaxis con heparina, pero eso lo debe valorar su médico. De todos modos, parece sensato descartar viajes muy largos sobre todo en el tercer trimestre. Australia puede esperar….

Es importante elegir como destino lugares con una asistencia sanitaria adecuada a las situaciones de urgencia que pueden derivar del simple hecho de estar embarazada. Puede ser sensato anular el viaje a Sierra Leona….. Además os debéis informar de el estado del país con respecto a la epidema de virus zika, siendo muy recomendable evitar esos países durante el embarazo. Acordaos de que el virus puede vivir en el semen y transmitirse hasta 6 meses después de la picadura, por lo que vuestras parejas deben tener precauciones con los viajes a esos mismos países.

Por último, las compañía aéreas os suelen pedir un informe de vuestro médico que os autorice a viajar normalmente a partir de la semana 28. Algunas aerolíneas tienen un formulario propio que os debéis descargar por mail y llevarlo a firmar a vuestro médico. Informaos acerca de ello, no vaya a ser que haya problemas en el momento del embarque. 

Que disfrutéis!!

(15/03/2017)

 

 

 

 

NECESAREA

 

 

Os voy a proponer este cambio de nombre. A partir de ahora vamos a llamar así a la cesárea. Puede que sirva para que dejemos de frivolizar sobre ella y creer que es una operación sencilla y banal sin riesgos sobre la madre y el feto. Porque esto no es así.

Primero, es una cirugía abierta. Esto significa que se abre una cavidad, la peritoneal, para acceder al órgano que nos interesa, en este caso el útero. Siempre que se abre una cavidad la cirugía genera unos riesgos de infección profunda y adherencias, que no se dan en otro tipo de cirugías en las que no se abren cavidades. Estas complicaciones pueden tener repercusiones a medio y largo plazo. Por no hablar si se lesiona algún órgano como la vejiga o el intestino.

Segundo, es una cirugía muy sangrante porque los vasos sanguíneos que llegan al útero están muy aumentados de grosor y se lesionan en el transcurso de la cirugía, lo que ocasiona una pérdida de sangre mayor que en un parto vaginal, con las consecuencias que se pueden derivar de ello.

Tercero, aumenta ciertos riesgos asociados al embarazo, como la trombosis, los tromboembolismos y la embolia de líquido amniótico, complicaciones que pueden acabar muy mal.

Cuarto, los bebés salen con más fluidos dentro de los pulmones, por lo que deben ser aspirados y reanimados con más intensidad que cuando salen por parto vaginal, ya que en este último se les comprime el tórax en el canal del parto y eso ayuda a la expulsión de secreciones. Además, no adquieren la flora adecuada y se dificulta el comienzo de la lactancia.

Quinto, predispone a que el siguiente parto sea otra vez con cesárea por lo que volvemos al punto primero.

Creo que no hace falta explicar por qué los médicos tenemos que luchar por conseguir un parto vaginal, siempre que la seguridad de la madre y el bebé lo permitan. Me gustaría además que la sociedad se concienciase de que una cesárea no es “lo mejor para los dos”, y no se nos induzca a practicarlas sin un motivo justificado.

Seamos todos conscientes y coherentes.

(14/03/2017).

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© José Angel Espinosa Barrajón